¿Primera vacuna eficaz en humanos contra el virus del Ebola?

ebola worker

Desde el descubrimiento del virus Ébola en 1976, los investigadores llevan intentando desarrollar una vacuna eficaz contra este patógeno. Los primeros esfuerzos invertidos en esta tarea no fueron exitosos debido al pequeño mercado existente, que no auguraba grandes beneficios para las compañías farmacéuticas. Sin embargo, después de los ataques en Estados Unidos el 11 de septiembre de 2001, varios gobiernos invirtieron en investigación en torno al virus Ébola porque tenían la preocupación de que pudiera ser utilizado como un arma biológica. Los resultados así obtenidos sentaron las bases para el desarrollo de varias vacunas candidatas contra la enfermedad del virus Ébola que mostraron resultados prometedores en varios estudios preclínicos en animales.

ebola virion

Entre las vacunas más prometedoras que mostraron protección en los modelos de primates no humanos, se encuentra una que está basada en un virus recombinante de la estomatitis vesicular que expresaba la glicoproteína del virus Ébola (cuyo nombre es rVSV-ZEBOV). Los resultados de estos estudios mostraron que la vacuna rVSV-ZEBOV podría proteger completamente y de manera preventiva contra todas las especies médicamente relevantes del virus Ébola cuando se administra como inyección única y protege al 50% de los individuos contra la enfermedad del virus Ébola cuando se administra poco después de la exposición. Además, parece ser segura, como lo demuestra la ausencia de acontecimientos adversos graves en animales inmunocomprometidos y la ausencia de cualquier neurovirulencia en primates no humanos.

Los brotes de la enfermedad del virus Ébola han sido esporádicos y se han localizado principalmente en África central. Estos brotes han sido de pequeño tamaño y generalmente bien contenidos hasta diciembre de 2013, cuando el mayor brote registrado del Ébola comenzó en Guinea y rápidamente se extendió a los países vecinos, incluyendo algunos casos en los que la enfermedad se exportó a Europa y los EE.UU. A medida que el brote creció en magnitud y parecía no contenerse, se intensificaron los esfuerzos para utilizar contramedidas médicas para intervenir. En un artículo publicado en la revista The Lancet, Ana Maria Henao-Restrepo y sus colegas presentaron los resultados finales de su ensayo clínico randomizado llevado a cabo en Guinea en 2015. En él, se evalúa la eficacia de una dosis intramuscular única de rVSV -ZEBOV en la prevención de la enfermedad confirmada por el virus Ébola. El estudio demostró una eficacia de la vacuna del 100% (IC del 95%: 68.9-100.0, p = 0.0045). Estos datos sugieren que la vacuna rVSV-ZEBOV fue eficaz en la protección contra la infección por el virus Ébola y probablemente contribuyó a controlar el brote de la enfermedad del virus Ébola ocurrido en Guinea en los años 2013-16.

Después de 40 años, parece que ahora existe una vacuna eficaz para proteger frente a la enfermedad del virus Ébola. Este éxito se ha conseguido aprovechando los hallazgos de estudios preclínicos publicados para justificar el uso de la vacuna rVSV-ZEBOV durante un brote sin la necesidad de cumplir de manera exhaustiva con la normativa requerida por las agencias reguladoras (FDA en EEUU y EMA en la UE) que son poco prácticas e ineficientes en el contexto de los pocos laboratorios de nivel 4 de bioseguridad que existen en todo el mundo.

Traducido y adaptado a partir de:

Thomas W. Geisberte. http://dx.doi.org/10.1016/S0140-6736(16)32618-6

 

Referencia:

http://dx.doi.org/10.1016/S0140-6736(16)32621-6

You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

30 − 25 =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies